¿Qué elementos pueden dañar nuestra energía vital?