DIFERENCIA ENTRE "PAR MAGNETICO" Y "BIO-MAGNETISMO INTELIGENTE"

En primer lugar, he de decir que el conocido como “Par magnético”, como ya mencioné al inicio, fue creado por el Doctor Isaac Goiz Duran, alrededor de la pasada década de los ochenta, y gracias a su maravillosa investigación salvó a un sin número de personas de sus enfermedades que podrían llamarse mortíferas.

El Dr. Goiz dedicó el resto de su vida a una investigación exhaustiva de programas predeterminados para la sanación de la salud de la persona, es decir, si una persona tenía, por ejemplo, acné, el Dr. Goiz había descubierto que colocando sobre el cuerpo de la persona dos imanes, o sea, uno con la cara negativa en un lugar determinado y otro con la cara positiva en otro lugar del cuerpo, la persona en cuestión empezaba a sanar, y el acné iba remitiendo, y para descubrir cual era el punto idóneo para posicionar cada imán relacionado con cada problema de salud, como he dicho antes, dedicó su vida a tal investigación.

Esto que acabo de mencionar es maravilloso y además le debemos al Dr. Goiz que toda su investigación de muchos años, la haya compartido con tanta gente por todo el mundo.

Pero, alumnos de Goiz, se preguntaban si ese sistema se podría mejorar, y así ocurrió, ya que casi al final de la vida de Goiz, se descubrió que la energía vital es inteligente, que no hacía falta programarla para que funcionara, sino que era incluso mejor si le preguntábamos de que manera se podría resolver el problema de salud, y por lo tanto dejarte guiar por la inteligencia de la energía vital de cada persona.

Y así nació el “Bio-magnetismo”, que el Licenciado Daniel Torres Hernández, gran investigador de lo que él a dado por llamar el “Ajuste bio-magnético vitalista” que durante los últimos 20 años ha ido sumando a su gran conocimiento de la nueva técnica de tratar a la energía vital con programas más abiertos, y sobre todo, usando solamente un tipo de imán, el que se le conoce como “polo norte”, o sea, polo negativo.

Pero eso no es todo, el afán de conocimiento sobre el cuerpo humano y la investigación sobre él, le llevó a Daniel Torres a darse cuenta de que el profesional que trataba a personas enfermas, acababa enfermando él mismo, debido a contagios energéticos mórbidos, que el propio enfermo le transmitía, llegando a serle dicho contagio incluso un agresor energético para el profesional que le estaba tratando, y no solo a él, sino también a sus colaboradores más cercanos, por lo que, eso le llevó a auto protegerse con diversos protocolos que fue investigando y que en la actualidad, está compartiendo con otros profesionales, enseñándoles a salvar su salud e incluso la vida de muchos de ellos.

Y, en la actualidad, como ya tenemos mucha más información sobre los efectos poderosos del magnetismo, y después de toda la investigación realizada desde que todo empezó, el resultado es que se a obtenido la que hoy se denomina “Bio-magnetismo inteligente”.

Esta es una novedad pero no por eso menos efectiva, más bien lo contrario, pero hemos de decir que para que un profesional del Bio-magnetismo esté capacitado para practicarlo, ha de saber sentir y saber conectarse entre las energías del enfermo y la suya, a un grado como si las dos estén hermanadas, y solo cuando esto ocurre, se está preparado para lo que he dicho hace un momento “energía inteligente”, y digo inteligente porque se trata de eso, la comunicación entre ambas han de llegar al grado de que cada una de ellas se aproveche del conocimiento que tiene la otra y llegar a conocerse a unos niveles óptimos.

Cuando eso ocurre, al contrario de como funciona el “par magnético” que todo se realiza mediante protocolos preconcebidos, el “Bio-magnetismo inteligente”, se declara colaborador del enfermo y simplemente el profesional le pregunta a la otra energía vital, “¿En que te puedo ayudar?” o “¿Cómo te puedo ayudar”, he incluso en algunas ocasiones, pedir a la energía vital del enfermo, ¿que más puedo hacer para ayudarte?, y como respuesta, la mayoría de las veces, de repente aparece un la mente del profesional una idea que, cuando luego le preguntas si es esa la solución que necesitaba, el Reflejo Magnético Inteligente, te contesta con un “SI”.

Como veis, la diferencia entre lo descubierto por Goiz “Par magnético” y el “Bio-magnetismo”, es simple y llanamente que, en la primera hay interconexión con enfermo y profesional, pero, todo se realiza mediante protocolos pre investigados, mientras que en la segunda se va más allá, la interconexión es profunda e incluso se llega a una conexión “amistosa”, de tal manera que, hay una fluidez de pensamientos positivos que ayudan a saber como se ha de actuar, y que se le ha de pedir, para que la energía vital enferma empiece a sanar, y llegue a recuperar la salud perdida por culpa de los agresores que la han enfermado.

Repito, no es fácil de conseguir, y de momento no hay una escuela que enseñe a conseguirlo, por lo tanto, solo se puede llegar a este punto con la práctica y siendo respetuoso con la energía enferma.

Y es por eso, que la he llamado así, “Bio-magnetismo inteligente”.